Dime con quién andas te diré si te perderás

Empezamos con un topicazo. Se dice que los hombres tienen mejor sentido de la orientación que las mujeres y al parecer existen numerosos estudios que investigan esta diferencia entre sexos. Uno de ellos es el que comentamos en el Programa 24, en el que han comprobado que la estrategia que emplean los hombres es más eficaz.

Unos investigadores, neurocientíficos, de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, hicieron un experimento con 18 hombres y 18 mujeres en el que, mediante unas gafas 3D, los participantes tenían que resolver unas pruebas de orientación en un laberinto. Eran pruebas cortas, de 30 segundos, en las que se sometían a retos de orientación, como encontrar algo desde distintos puntos de partida. Mientras se realizaban las pruebas, los investigadores registraban la actividad cerebral.

Muestra del laberinto virtual de los experimentos

Al parecer, los hombres llegaban antes al destino y completaron más número de pruebas que las mujeres. Los científicos observaron una actividad diferente. Por ejemplo, en los hombres, además de haber más conectividad entre áreas relacionadas con la navegación, en general usaban más el hipocampo, mientras que las mujeres usaban más el córtex pre y orbitofrontal. Y se ve que esto implica serias diferencias: el hipocampo se relaciona más con la idea de los puntos cardinales y esas zonas del córtex se relacionan más con la toma de decisiones.
Según los investigadores, esto indicaba que los hombres se guían más por una noción general del espacio (por esos puntos cardinales) y siguen una estrategia “centrada en el mundo”, según sus palabras. Por otro lado, las mujeres se guiarían más en base a puntos concretos del espacio, a marcas, lo que definen como una estrategia “centrada en sí mismas”.

El estudio lo completaron con otro más reciente en el que administraban testosterona a mujeres para ver si tenía efectos en esa estrategia de orientación, al tiempo que comparaban el comportamiento con un grupo control sin testosterona. El experimento mostró que, a pesar de que las mujeres que recibieron la hormona utilizaron más el hipocampo (como los hombres en el estudio anterior), no mejoraron mucho en los resultados de orientación.
En resumen, los investigadores concluyen que la orientación tiene que ver más con estrategias aprendidas que con hormonas. Una explicación sería que los primeros homínidos seguían comportamientos bien diferentes y eran los hombres los que salían a cazar y tenían que orientarse en un terreno abierto. Las mujeres, por el contrario, se quedaban en la casa o donde fuese y no desarrollaron estas estrategias.

Como añaden los propios científicos: “los hombres podemos encontrar rápidamente nuestra casa pero las mujeres son las que encuentran las cosas dentro de casa”.

Fuente: http://www.huffingtonpost.com/entry/men-women-navigation-study_us_5665b14ce4b08e945ff01357

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s